Testículo monórquido alojado en canal inguinal

junio 03, 2016
testículo monórquido alojado en canal inguinal

En este caso presentamos una cirugía programada de un cachorro de 5 meses con uno de sus testículos alojado en el canal inguinal en vez de en el escroto.

Los testículos que se encuentran alojados fuera de su lugar fisiológico (escroto) de manera permanente, están sometidos a una mayor temperatura por lo que es posible que en un futuro puedan desarrollar un tumor en su estructura.

Debido a ello, cuando uno o ambos testículos no han descendido, es aconsejable :

testículo monórquido alojado en canal inguinal-Realizar la extirpación quirúrgica del testículo que se encuentre fuera de su lugar natural. Nosotros en principio (a no ser que el propietario así lo requiera, o exista alguna otra patología), no recomendamos quitar el otro testículo, ya que puede seguir realizando su función perfectamente.

-Realizar una recolocación quirúrgica del testículo a su lugar natural (escroto), lo cual requiere una técnica precisa y minuciosa. Esta técnica no siempre es posible ya que depende en gran medida de la longitud del los vasos sanguíneos que aportan nutrición al testículo, y que frecuentemente se van acortando cuando el éste está retraído en canal inguinal o abdomen. Por ello en aquellos ejemplares en los que exista un gran interés por reubicar el testículo deben operarse a edades tempranas. Debe tenerse en cuenta que los testículos no descienden de manera correcta a veces por una causa externa (como un traumatismo, una infartación del ganglio inguinal…) o por una predisposición genética por lo que este “problema” debe de tenerse en cuenta a la hora de seleccionar a los reproductores.

En el caso que presentamos y debido al gran interés del propietario, el testículo se realojó en el escroto de manera exitosa y mantuvo un desarrollo completamente normal.